Algarve

Algarve

Algarve

Algarve



El Algarve es sinónimo de belleza natural y, durante su visita, no puede dejar de explorar el Parque Natural de la Ria Formosa y sus paradisíacas islas.

Considerada una de las 7 Maravillas Naturales de Portugal, la Ria Formosa, como la llaman los lugareños, es un área protegida de 60 km de extensión a lo largo de la costa del Algarve, formada por un sistema de lagunas único y en constante cambio debido a las corrientes, los vientos y las mareas.

A pie, en bicicleta, en segway o en barco, descubra especies en peligro de extinción como el camaleón, el caballito de mar o el calamón común, que se reproducen exclusivamente en estos lagos del Algarve.

El amable personal del Hotel Faro estará encantado de ayudarle en esta expedición y le recomienda un paseo en barco por la Ria Formosa hasta las famosas islas de arena blanca y aguas cristalinas, donde podrá relajarse.

 



Observación de Aves

¿Sabía que hay más de 300 especies?

¡El Algarve no es sólo playa! En realidad, la región es una de las más interesantes del país para la observación de aves, ya que, a lo largo del año, son más de 300 las especies que pasan por aquí. Aves de rapiña, marinas, limícolas, patos, paseriformes y otras muchas conforman la riqueza de este santuario ornitológico, con una mención especial para la Ria Formosa y el Sapal de Castro Marim, donde se pueden avistar aves acuáticas poco comunes como el calamón o la gaviota de Audouin.

Entre Faro y la Quinta do Lago hay unas sendas fantásticas, con zonas especialmente concebidas para la observación de aves. ¿Cómo llegar hasta allí? Nuestra sugerencia es hacerlo en segway, una forma cuando menos diferente de disfrutar de la naturaleza.


Rutas pedestres

En el Algarve ¿qué une el mar a la sierra?

Entre el mar y la sierra hay 33 rutas pedestres, identificadas y señalizadas, ¡que le permiten descubrir otro Algarve! En las dunas de las islas, en los senderos de la marisma o en los acantilados de la sierra, el patrimonio natural es muy rico, con posibilidad de observar distintas especies, algunas de ellas en extinción. ¡A pie o en bicicleta estas rutas también ofrecen la opción de conocer a gente y las tradiciones de la región! Litoral Sul, Costa Vicentina, Barrocal, Serra y Guadiana…¡escoja usted! Si está indeciso el equipo do Hotel Faro puede ayudarle.


Paseo en bicicleta

¿Le gustan los vehículos que respetan el medioambiente?

Si es un amante del turismo natural, tiene que conocer Faro, el Parque Ribeirinho y el Parque Natural de la Ria Formosa en bicicleta.

El equipo del Hotel Faro le gestiona el alquiler de la bicicleta, con lo que podrá explorar la fauna y la flora de la Reserva Natural de la Ria Formosa o lanzarse a la aventura con este medio de transporte respetuoso con el medioambiente, en plena Isla de Faro, con derecho a disfrutar de la magnífica puesta de sol.


Paseos en Barco

¿Ha oído alguna vez la expresión «las mareas no esperan»?

Estando nuestro hotel situado en tierras de gentes de mar, no podíamos dejar de sugerirle que se embarque con el Hotel Faro en una experiencia única para visitar las paradisíacas islas y playas del Algarve.

¡En el Algarve hay playas para todos los gustos! Tiene unos 200 km de costa con islas, calas, acantilados, cuevas y enormes arenales blancos, bañados por aguas cristalinas y tranquilas. Tierra de gentes afables y amistosas, todas sus playas son seguras y la mayoría disponen del sello europeo de la «Bandera Azul».

Tanto si opta por subirse a la embarcación del Hotel Faro como a la de uno de los muchos operadores turísticos, lo importante es que se lance a la aventura para dejarse conquistar por el fantástico paisaje de la costa del Algarve.


Salinas

¿Qué le parece un aliño con flor de sal?

La producción de sal marina otorga al Algarve un paisaje único y al mismo tiempo el mejor condimento para una gastronomía rica de por sí. En el punto donde confluyen el agua dulce del río y el agua salada del mar, surgen enormes jardines blancos formados por estanques pequeños y poco profundos en los que el agua salada reposa hasta que se evapora dejando solamente los cristales de sal.

Y, si el paisaje es singular, el trabajo de los salineros no se queda atrás. El saber, los métodos y las herramientas de esta actividad milenaria en la región pasan de una generación a otra y es algo que merece la pena conocer.


La Ria Formosa y sus Islas

¿Qué tienen en común el calamón, el caballito de mar y el camaleón?

El Algarve es sinónimo de belleza natural y, durante su visita, no puede dejar de explorar el Parque Natural de la Ria Formosa y sus paradisíacas islas.

Considerada una de las 7 Maravillas Naturales de Portugal, la Ria Formosa, como la llaman los lugareños, es un área protegida de 60 km de extensión a lo largo de la costa del Algarve, formada por un sistema de lagunas único y en constante cambio debido a las corrientes, los vientos y las mareas.

A pie, en bicicleta, en segway o en barco, descubra especies en peligro de extinción como el camaleón, el caballito de mar o el calamón común, que se reproducen exclusivamente en estos lagos del Algarve.

El amable personal del Hotel Faro estará encantado de ayudarle en esta expedición y le recomienda un paseo en barco por la Ria Formosa hasta las famosas islas de arena blanca y aguas cristalinas, donde podrá relajarse.

Descubra las ofertas especiales que incluyen recorridos por la Ria Formosa y visitas a las islas.

phone-icon
Reservar ahora
Ofertas especiales